Ojo Seco

¿Qué es el Ojo Seco?

El ojo se baña a si mismo con lágrimas para mantener su humedad. Algunas personas no producen suficientes lágrimas para que el ojo se mantenga saludable. Esta condición se llama “ojo seco”. La humedad en los ojos es esencial para estar cómodo y saludable. El ojo seco también puede indicar la presencia de otros problemas.

Factores de Riesgo

La producción de lágrimas se reduce al envejecer. Aunque la condición de ojo seco ocurre en ambos sexos a cualquier edad, las mujeres son afectadas con más frecuencia. Esto es aún más evidente después de la menopausia.

Otros factores de riesgo incluyen:

  • Fumar
  • Cirugía de los ojos (por ejemplo, LASIK o de cataratas)
  • Exposición a elementos irritantes en el medio ambiente (por ejemplo, la exposición prolongada al viento, dormir con un ventilador en funcionamiento durante la noche, la baja humedad y viajes frecuentes en avión)
  • Enfermedades de la superficie ocular
  • Hay una gran variedad de medicamentos comunes (disponibles con o sin prescripción médica) que pueden causar ojo seco, reduciendo la secreción de lágrimas. Asegúrese de decirle a su oftalmólogo (Doctor de Ojos) los nombres de todos los medicamentos que está tomando, en especial si son diuréticos, beta bloqueadores, antihistamínicos, píldoras para dormir, medicinas para los nervios, o medicinas para aliviar el dolor.

Las personas con ojo seco son más propensas al los efectos tóxicos secundarios de los medicamentos para ojos, incluyendo las lágrimas artificiales. Dichos pacientes pueden necesitar lágrimas artificiales libres de preservativos.

Síntomas y Diagnóstico

Los síntomas más comunes incluyen:

  • Picazón
  • Ardor
  • Rasquiña o comezón
  • Hilos de mucosidad
  • Irritación excesiva debida al humo o al viento
  • Molestia al usar lentes de contacto
  • Ojos llorosos

Puede parecer ilógico que los ojos estén llorosos cuando hay ojo seco, pero las lágrimas son también la reacción a la molestia. Si las lágrimas responsables de mantener al ojo lubricado no son suficientes para mantener al ojo suficientemente húmedo, se produce una irritación. Dicha irritación hace que la glándula que produce las lágrimas las genere en gran volumen saturando el sistema de drenaje de las lágrimas. Este exceso de lágrimas se rebosa del ojo.

Usualmente un oftalmólogo o Doctor de Ojos puede diagnosticar la presencia de ojo seco por medio de un examen de ojos. Ocasionalmente se necesitan exámenes para medir la producción de lágrimas. La prueba de Schirmer se realiza poniendo tiras de papel de filtro bajo los párpados inferiores para medir la producción de lágrimas en diferentes situaciones. Otro examen utiliza gotas de diagnóstico para encontrar ciertos patrones se sequedad en la superficie del ojo.

La producción de lágrimas se reduce con la edad. A pesar de que la condición de ojo seco ocurre en ambos sexos a cualquier edad, las mujeres son afectadas con más frecuencia. Esto es aún más evidente después de la menopausia.

 

Cortesía de www.geteyesmart.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>