¿Cómo elegir los lentes o las gafas de sol?


A pesar de que para muchos son un complemento más, las gafas de sol protegen los ojos y evitan los efectos peligrosos del sol. Los anteojos oscuros sin protección lejos de ayudarnos pueden lastimar mucho los ojos pues hacen que se absorba mayor radiación. Por consiguiente, la elección de sus lentes de sol no debe basarse en modas o criterios estéticos, sino en el uso que se les dará.
Los anteojos o gafas de sol deben reducir entre 99 y 100% la radiación ultravioleta y entre 75 y 90% la radiación visible para evitar incomodidad al tener contacto con la luz del sol.

Estas recomendaciones le ayudará a comprar los lentes de sol que necesita.

• La adquisición de las gafas de sol debe estar supervisada por un especialista de la visión.

• Elija la gafa más adecuada al uso preferente que se les va a dar, sea playa, montaña, deporte, conducción, etc.

• La gafa de sol ideal debe ser neutra desde el punto de vista óptico, cubrir de frente y lateralmente de los rayos nocivos, tener un alto grado de protección contra los rayos ultravioleta, ausencia de rugosidades y bordes vivos, con cristales u orgánicas, nunca de plástico.

• Además de hacer frente a las radiaciones solares, unas gafas deben permitir una óptima agudeza visual.

• No se deje engañar por el color de las lentes. Algunas lentes blancas filtran el 100% de la radiación UV mientras que otras muy oscuras no filtran correctamente la luz UVA pero si la visible, favoreciendo una mayor dilatación pupilar y, como consecuencia, un incremento de la radiación UVA que recibe el ojo.

• Preste especial atención a los niños, su cristalino es casi transparente hasta los 10 ó 12 años, y sus ojos absorben toda la radiación. No les compre gafas de sol de juguete o que no cumplan estrictamente con la reglamentación de la Comisión Europea.

• Para que la lente solar proteja de forma adecuada, debe estar perfectamente adaptada al rostro: la montura no debe quedar ni descentrada ni alejada de la cara.

• Antes de comprar cualquier gafa de sol, compruebe que esté marcada con el sello de la Comunidad Europea y que en la etiqueta figure la clase a la que pertenece o la categoría de su filtro.

• Asegúrese de que en el etiquetado o en el folleto informativo figuran el nombre y dirección del fabricante, las instrucciones de almacenamiento, uso, limpieza y mantenimiento o desinfección aconsejados por el mismo, así como los consejos y advertencias de seguridad en caso de que, por ejemplo, estén fabricadas con un tipo de filtro que no sea apto para la conducción de vehículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>