Retinoblastoma

Retinoblastoma es un cáncer, que afecta a todas las razas por igual. Aparece por lo general en niños menores de 5 años y casi siempre es detectado por los padres El tumor del retinoblastoma se origina en la retina, la lámina del ojo sensible a la luz que permite que el ojo vea. Cuando los tumores se presentan en un solo ojo, se le denomina retinoblastoma unilateral.

Cuando ocurren en ambos ojos recibe el nombre de retinoblastoma bilateral. En la mayoría de los casos (75%) solamente un ojo esta comprometido (unilateral); en el resto (25%) ambos ojos estan afectados (bilateral). En su mayoría (90%) los pacientes con retinoblastoma no tienen antecedentes familiares de la enfermedad; sólo un pequeño porcentaje de los pacientes de reciente diagnóstico tiene otros familiares con retinoblastoma (10%).

En Argentina y en mucho de Latino America, en approximadamente un tercio de los ninos, el retinoblastoma no se diagnostica hasta despues de que este diseminado fuera del ojo. En muchos de estos niños, no es posible preservar su visión y muchas veces requieren quimioterapia (drogas contra el cáncer) para controlar su enfermedad.

Signos y síntomas del retinoblastoma

El retinoblastoma puede presentarse de varias formas. La mayoría de los pacientes con retinoblastoma presentan con un reflejo blanco en la pupila (leucocoria). Este reflejo blanquecino en la pupila es anormal ya que lo normal sería una pupila negra o un reflejo rojo en la pupila, similar al que vemos en las fotografías tomadas a niños que miran directamente a la cámara. El reflejo blanquecino en la pupila a veces recibe el nombre de reflejo del ojo de gato.

Otras enfermedades de los ojos pueden presentarse también con este reflejo blanco en la pupila. La leococoria no siempre implica la presencia de retinoblastoma. El oftalmólogo suele determinar el diagnóstico correcto.

Un ojo desviado o estrabismo es la segunda manera más común en la que se presenta el retinoblastoma. El ojo del niño puede desviarse hacia afuera (hacia la oreja), denominado exotropia o hacia dentro (hacia la nariz), denominado esotropia. Otros modos en que el retinoblastoma se puede presentar son: un ojo rojo, doloroso; diminusion de la visión; inflamación del tejido que rodea el ojo; pupila engrandecida o dilatada; un cambio en el color del iris del ojo (heterocromía).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>